Novedades De Cotton Incorporated Para La Región De Latinoamérica

Jaime Flores Cornejo

Nuevas instalaciones, sostenibilidad, el futuro del algodón y otros temas desde la perspectiva de Jaime Flores Cornejo, Senior Director, Supply Chain Marketing Latinamerica de Cotton Incorporated Latinoamérica.

Jannyn Solís, Editora Asociada

Cotton Incorporated es una compañía sin fines de lucro financiada por los agricultores estadounidenses de algodón upland y los importadores estadounidenses de productos que contienen algodón upland, pero con la visión de servicio para la industria global de algodón. Su operación cotidiana se basa en dos pilares: la investigación (ciencia y tecnología) y la promoción del algodón upland, con la finalidad que desde el agricultor y hasta el consumidor final de prendas, pasando por toda la cadena de manufactura y comercial, encuentre en el algodón una fibra con más demanda, más rentable, innovadora, sostenible, de moda y por supuesto emocionante.

Sus oficinas centrales están en Cary, Carolina del Norte, Estados Unidos y adicionalmente cuenta con 4 oficinas internacionales ubicadas en los principales centros textiles del mundo. Una de esas oficinas localizada en la Ciudad de México, la que orgullosamente dirige Jaime Flores Cornejo, Senior Director, Supply Chain Marketing Latinamerica, Cotton Incorporated Latinoamérica, cubre toda región de Latinoamérica y que recientemente estrenaron para acercarse más a la industria.

En una entrevista completa, Jaime comparte con los lectores de Textiles Panamericanos diversos temas pero principalmente las novedades de Cotton Incorporated para la región de Latinoamérica.

TP: ¿Qué facilidades ofrece este nuevo espacio?

Jaime Flores Cornejo: Diseñamos la oficina para qué en su corazón albergue un espacio que funciona como showroom y taller simultáneamente de tal forma que los creativos y todo aquel que quiera experimentar de cerca nuestra enorme colección de más de 4000 telas de tejido plano y punto, puedan visitarnos, cuando la situación lo permita. Se van a sorprender de nuestros desarrollos. El algodón como protagonista en telas bellísimas y funcionales. Saldrán inspirados.

La nueva oficina está ubicada sobre un vibrante corredor comercial y de negocios, específicamente sobre la Avenida Insurgentes Sur 1066, piso 9, en la Ciudad de México.

TP: ¿La preocupación por el cuidado del medio ambiente aumentó con la pandemia y en qué medida?

JFC: Personalmente lo creo, y los datos de nuestros propios estudios de mercado confirman que la fuerte tendencia entre productores, y sobre todo, entre consumidores de ropa, tomó tonalidades más intensas a partir de la pandemia. Me refiero a que casi el 50 % y 76 % de los entrevistados de las encuestas que hemos hecho durante la pandemia en Estados Unidos y México respectivamente, expresaron más preocupación sobre los temas que afectan a nuestro planeta de la que tenían antes de la pandemia. Esto es un claro mensaje y oportunidad para las marcas que quieran conquistar a este creciente grupo de consumidores más conscientes.

La sostenibilidad ya forma parte del lenguaje de una buena parte de los consumidores de ropa, pero todavía no es el factor único y determinante en la decisión de la compra de una prenda, sobre todo en los mercados masivos, porque el precio, el estilo y la calidad ocupan las posiciones más altas en las intenciones del consumidor.

TP: ¿Significa entonces que la industria textil y de moda no deben tomar acciones de sostenibilidad reales y claramente comunicadas al consumidor? 

JFC: Por el contrario, deben comenzar ya si no es qué para ciertos segmentos, pudieran ya estar retrasados.

El consumidor ya le exige a las marcas que hagan su parte en el cuidado del planeta. Los temas que más resaltaron los consumidores en nuestros estudios de mercado fueron: prendas más sostenibles usando materiales naturales o producidos sosteniblemente, protección de las fuentes de agua, reducción de desperdicios y producción de prendas que tengan una mayor vida útil.

Otro tema creciente en la mente del consumidor es la contaminación por plásticos y microplásticos. En el lapso de los dos pasados años, tanto en Estados Unidos como en México, se ha incrementado al doble, por lo menos, el porcentaje de consumidores que reconocen que hay prendas hechas de fibras sintéticas que sueltan microplásticos al medio ambiente, que no se degradan perjudicando las aguas y suelos de los seres que viven en ellos. Ese mismo consumidor reconoce a la vez que el algodón es biodegradable. Estudios independientes, muestran que el algodón se biodegrada a un nivel incomparablemente más rápido que ciertas fibras sintéticas en ambientes como el suelo, la composta, aguas de desecho, agua salada y agua dulce.

TP: ¿Qué nuevas acciones en sostenibilidad está llevando a cabo Cotton Incorporated?

JFC: La sostenibilidad es y ha sido un tema estratégico en la compañía. De hecho, desde antes de que se hablara con tanta vehemencia de sostenibilidad, Cotton Incorporated ha acompañado a los agricultores estadounidenses de algodón a implementar, sin duda alguna, las mejores tecnologías y prácticas mundiales agrícolas con resultados trazables y medibles en beneficio del medio ambiente. Por ejemplo, en el lapso de los 30 años pasados, se han conseguido reducciones dramáticas en la mejora de suelo y en la reducción del uso de la tierra, del agua, de la energía y de la emisión de gases de efecto invernadero. Y con bases científicas, los mismos algodoneros estadounidense se han propuestas metas de sostenibilidad clarísimas para los próximos 10 años, con aún mayores reducciones en el impacto ambiental. Son un referente mundial. Todos estos datos los pueden encontrar en nuestra plataforma de cottonworksTM.

Simultáneamente, Cotton Incorporated también trabaja en hacer más sostenibles los procesos intermedios de transformación de la fibra en hilos, telas y prendas. Por ejemplo, reduciendo consumibles tales como agua, químicos y energía, o bien, utilizando químicos que no perjudiquen la salud del usuario. Tenemos varias historias exitosas que contar en este sentido.

Finalmente les explico nuestro modelo reciente de circularidad del algodón, que se fundamenta en el origen natural de la fibra, su versatilidad y claro, en sus cualidades para reusarse, reciclarse y finalmente retornar a la naturaleza al final de su ciclo.

Hablemos de su reúso. Una prenda de algodón bien manufacturada, puede usarse por años y cuando no se le necesite más, puede utilizarse para otros fines. Un textil rico en algodón puede reciclarse mecánicamente y usarse para hacer nuevos productos de algodón. El ejemplo más extraordinario que como compañía hemos liderado en el reciclado de algodón es el programa Blue Jeans Go Green que desde el 2006 ha reciclado más de 3.9 millones de prendas de denim y evitado que más de 1,950 toneladas de denim lleguen a los rellenos sanitarios. Más aún, hay más programas de reciclado en los cuales el algodón sigue manteniendo su resistencia y utilidad. El algodón también puede ser enzimáticamente hidrolizado de regreso a sus unidades moleculares repetitivas fundamentales, a monómeros de glucosa, que se pueden usar para hacer bio-químicos. La tercera fase de nuestro modelo de circularidad es su habilidad para retornar a la tierra ya cuando no puede ser reusado o reciclado. Como ya lo comentamos antes, el algodón fácilmente se biodegrada en los diferentes ambientes naturales de suelos y aguas dado que los microorganismos los reconocen como una fuente de alimento. Finalmente, el algodón también le retorna a la tierra dado que los agricultores le regresan a la tierra los remanentes de la planta de algodón, que aporta nutrientes.

Tanto los fabricantes de textiles y ropa, así como las marcas, pueden contribuir a este modelo de circularidad al reconocer estas bondades del algodón y elegirlo como la fibra favorita de sus colecciones.

TP: ¿Qué nuevos servicios ofrece Cotton Incorporated a sus clientes en la región de Latinoamérica?

JFC: Nosotros hablamos de recursos creativos y prácticos para que la industria pueda adoptarlos y haga más atractivo su negocio. Estos recursos incluyen, información económica, de comportamiento de mercado y de moda para la mejor toma de decisiones. También somos una fuente de conectividad de negocios a lo largo de la cadena. Ofrecemos procesos y productos innovadores, asistencia técnica y promoción de frente al consumidor. Estos recursos se enriquecen temporada a temporada. Por ejemplo, en el terreno de los procesos creativos del desarrollo de producto, acabamos de lanzar la iniciativa de digitalización de las telas de nuestras colecciones de FABRICASTTM para que el diseñador pueda visualizarlas en 3D con un hiper realismo que le permite tomar decisiones en minutos sobre tipo de tela, color, y silueta. Reduce desperdicios físicos al dejar de hacer tantas muestras, pero sobre todo, acelera su decisión de producto con muchos menos recursos. Se hace más eficiente y eficaz.

Otra iniciativa reciente es el lanzamiento de nuestra etiqueta digital del Sello del AlgodónTM. Tenemos cientos de empresas en Latinoamérica que usan el Sello del AlgodónTM en sus etiquetas o empaques. Lo podrán seguir haciendo, pero ahora ofreciendo una experiencia digital al consumidor final en el piso de venta, quien mediante un escaneo de un código QR tiene acceso a una comunicación sencilla de lo que es el algodón. Ambas iniciativas se encuentran alojadas en nuestra plataforma de cottonworksTM.

TP: Platícanos acerca de Cotton Works y de qué forma brinda soporte a los profesionales de la fibra del algodón ¿qué tipo de información se comparte en este sitio web?

JFC: CottonworksTM es nuestro hub digital, una plataforma única en el mundo donde el ejecutivo de las industrias textil, del vestido y la moda encuentra concentradas las herramientas que le permiten crecer profesionalmente y sobre todo, encontrar soluciones inmediatas a sus requerimientos de información a través de videos, webinars, estudios y reportes en campos que van de lo técnico, la innovación de producto, la sostenibilidad la moda y el emocionante mundo del retail y el marketing. Es una plataforma que se mantiene actualizada. De hecho, acabamos de refrescar toda una sección en español para que el ejecutivo de Latinoamérica se sienta cómodo leyendo en su lengua natural. La página se puede consultar en cottonworks.com

TP: ¿De qué manera la pandemia ha afectado a la producción de fibra de algodón? 

JFC: En una respuesta automática muchos pudieran pensar que la pandemia azotó la producción de fibra de algodón. Sin embargo, por evaluaciones que ha hecho nuestro economista corporativo, aprendimos que el momento en el que llega la pandemia entre febrero y marzo del 2020 fue tal, que no tuvo oportunidad de afectar la siembra y producción de fibra de algodón de manera significativa. Esto es porque por un lado, la cosecha del periodo 2019/2020 en el hemisferio norte, que aporta aproximadamente el 85 % de la producción mundial, ya se había recolectado. Por el otro, en cuando a la siembra para el periodo 2020/2021, que comenzó en la primavera del 2020, la ventana de decisión para plantar coincidió con el esparcimiento del virus. Dada la gran incertidumbre en ese momento, es muy probable que los agricultores continuaran con sus decisiones de plantación tomadas algunos meses antes. Aunque la producción global para el periodo 20/21 fue ligeramente menor, esto se debió más probablemente a otros factores como los precios y el clima y menos al Covid.

Para el periodo 2021/2022, siembra que ya se debe comenzar muy pronto, el principal factor será el precio. Se han presentado algunas disminuciones recientemente, pero los mayores precios experimentados desde el invierno pueden ayudar animar la plantación.

TP: ¿Cómo ha afectado el Covid-19 el consumo de prendas hechas con algodón?

JFC: La historia es diferente en el mercado minorista que en el agrícola. La ropa es una de esas categorías que comúnmente se afectan ante las recesiones. La ropa no es un consumible desechable y gracias a su periodo de vida, de meses e inclusive años, las compras de nuevas prendas se pueden posponer si hay incertidumbre económica. Y esto es lo que pasó con la recesión causada por el Covid llevando a una de las caídas más pronunciadas en muchísimos años en todos los países que estudiamos, por supuesto en Estados Unidos y México y casi puedo generalizar que en cualquier otro.

Los consumidores tuvieron que ajustar su gasto desde que golpeó la pandemia, y por lo tanto los comercializadores de ropa también. En estos momentos, todavía bajo otro momento de la pandemia, estamos experimentado otra cara del consumo de ropa en Estados Unidos, según nos los explicó nuestro economista. Los estímulos económicos han ayudado al ingreso y ahorro de las familias. Con más ingresos, el consumidor ha podido destinar parte de su gasto a artículos como la ropa, una categoría que se ha beneficiado de un rebote muy importante.

Y surge el protagonismo de la compra de ropa en el mundo on-line. Aunque las tiendas físicas reportan todavía a la fecha una caída cercana al 10 % en Estados Unidos, pero el gasto en ropa como categoría, sumando el de tiendas y el online, ha tenido un año positivo si se le compara año con año durante los pasados cuatro meses.

TP: ¿Qué viene para los siguientes meses en cuanto a la pandemia?

JFC: Es una pregunta que invita hacer estimaciones posiblemente erróneas simplemente por lo imprevisto que resulta la pandemia. Ya comenzamos a escuchar de medidas de confinamiento nuevamente en países europeos y repuntes en la velocidad de la infección. En resumen, es muy complicado y atrevido hacer aseveraciones sobre el tiempo de recuperación de una industria que sigue bajo efectos de lo que llevamos de la pandemia y de lo que nos falta.

TP: ¿Qué nueva aplicaciones tendrá la fibra de algodón en el futuro?

JFC: La investigación en ciencia y tecnología que realizamos, muy apasionante por cierto, hacen visualizar a una fibra de algodón vibrante. La planta del algodón es muy versátil. Provee de fibra para usos textiles en ropa de vestir y del hogar y también para telas no tejidas en productos de higiene personal y usos médicos. La semilla de algodón contiene aceite que se usa como alimento y para la fabricación de cosmético, entre otras muchísimas alternativas. De las hojas de la planta se pueden fabricar colorantes naturales.

Podemos revisar con más detenimiento lo que la industria agrícola algodonera está haciendo para incrementar su productividad, para robotizarse, para ampliar los usos de los subproductos de la planta o bien para otorgarle cualidades mejoradas a la fibra, todas estas líneas de investigación clave para hacer una fibra más atractiva y sostenible, pero prefiero dar talles de esas realidades tecnológicas que hemos desarrollado y que hoy en día ya están disponibles para fabricantes y marcas. Tecnologías que le han cambiado y le seguirán cambiando la cara al algodón.

TP: ¿Hubieras pensado que la fibra de algodón llevada a un micro-polvo pudiera tener usos más allá de lo textil?

JFC: Pues sí. Se puede usar como el componente principal y diferenciador para fabricar loción y shampoo para bebés que ofrecen suavidad exquisita y un mejor agarre del bebé por parte de la madre. Ese mismo polvo mezclado con ácido poliláctico hace un material extruible y 100 % biodegradable para fabricar elementos cotidianos como un cepillo dental, por cierto, ya disponible en el mercado.

En el terreno textil, el confort natural del algodón, por todos apreciado, se puede llevar a niveles que pocos pudieron haber pensado hace años. Con las tecnologías TransDRY® y WICKING WINDOWSTM podemos hacer prendas de algodón para el segmento deportivo y de activewear con un extraordinario desempeño en el manejo del sudor y con gran capacidad de secado rápido. Y si nos vamos del otro lado del espectro en el manejo de la humedad, podemos disfrutar de una prenda de 100 % algodón totalmente repelente al agua con la tecnología STORM COTTONTM, obteniendo protección ante la lluvia, pero sin perder la cómoda transpirabilidad del algodón.  ¿Qué tal una prenda de algodón con una vida útil extendida?, o sea, con la tecnología TOUGH COTTONTM que ofrece durabilidad más allá de lo convencional para prendas de uso rudo, por ejemplo, ropa de trabajo o ropa infantil. Para el mercado más formal que requiere de telas de tejido plano con resistencia a la formación de arrugas, lo logramos con la tecnología PUREPRESSTM, con la ventaja de estar libre de formaldehído.

Todos los recursos se encuentran en cottonworks.com

TP: ¿Qué eventos próximos tendrán para el mercado de Latinoamérica?

JFC: Mi estimación es que seguiremos gran parte de lo que resta del año conectados con la industria a través de medios digitales. Ofreceremos cuatro webinars de moda correspondientes a las tendencias otoño/invierno 22/23, denim 22/23, primavera/verano 23 y activewear 22/23. Tendremos otros webinars sobre los resultados de investigaciones del comportamiento del consumidor del mercado del denim, de la sostenibilidad y estaremos atentos a los movimientos del precio del algodón. Espero poder retomar pronto los magníficos talleres presenciales de formación para compradores de tiendas y marcas para el 2022 una vez que podamos reunirnos físicamente.

Para que reciban invitación a estos eventos, favor de ponerse en contacto con Jaime Flores, jflores@cottoninc.com; o con Tamara Becerra, tbecerra@cottoninc.com

Marzo-Abril de 2021

SHARE