Liztex: Supermercado Textil Regional

Liztex, un productor textil versátil e integrado, está localizado en las afueras de la ciudad de Guatemala. En la actualidad, sirve a los mercados de las Américas — Norte, Centro y Sur América. La empresa mantiene un bajo perfil y pocos en la industria conocen a Liztex, pero a continuación presentamos la historia de la compañía.

Primeros días
En 1956, el equipo de padre e hijo, compuesto por Alberto Habie Mishaan y José Habie, comenzaron a vender tejidos en un sitio de su propiedad, en donde están localizadas en la actualidad las instalaciones del complejo de hotel, convenciones, oficinas y almacenes de compra conocidos como Tikal Futura. Al principio, ellos compraban y vendían telas, pero después adquirieron telares para fabricar tejidos usando hilados producidos en El Salvador.
 

Vista del creciente complejo de Liztex en Amatitlán, Guatemala.

Para 1973, la familia ya estaba despachando tejidos a Estados Unidos. Después de un gran terremoto en 1976, se relocalizaron a su actual local en Amatitlán, Guatemala. En mayo de 1980, el finado Joel Habie, graduado del Colegio de Textiles de la Universidad del Estado de Carolina del Norte en Raleigh, N.C., se hizo cargo de la compañía, luego de haber recibido su grado de MBA de la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Joel tenía una meta – convertir a Liztex en un supermercado de textiles, un lugar que podía hacer de todo, controlar todo, y manipular todo, desde los hilados y mezclas hasta el tejido plano, el tejido de punto, el acabado, estampado, géneros cosidos, y eventualmente, su propia marca.

“Las empresas en todo el mundo deciden lo que son — algodón o fibras manufacturadas, tricotados o tejidos planos, o prendas para la parte superior o inferior del cuerpo, por ejemplo”, dijo un veterano de la industria. “Liztex es la primera fábrica textil que hace de todo con las mejores habilidades, procesos, máquinas y tecnología. Nunca he visto nada como esto en ninguna parte del mundo”.

Un cliente escogió trabajar con Liztex porque es una de solo dos plantas en el mundo — la otra está en Asia — que puede manufacturar una mezcla particular que un vendedor de modas se está preparando para lanzar, una entera marca dentro de otra marca. Este es un tejido especial que demanda un precio óptimo, y será fabricado de ma-nera más barata en Liztex que en Asia.

Producción actual
El año pasado, Liztex instaló 17 máquinas de hilatura compacta, cada una de ellas equipada con 1.000 husos de una empresa basada en Alemania. El hilo compacto es hilado más comúnmente en Europa que en las Américas. Liztex consume el 90% de los hilos que fabrica para elaborar sus propios tejidos.

El negocio de hilados está explotando debido a los requerimientos regionales del hilo. Liztex fabrica el hilo, compra hilo de los Estados Unidos y vende hilo a los Estados Unidos. La producción realizada por sus casi 150.000 husos en un complejo industrial es almacenada hasta el techo en edificio tras edificio.

Liztex también produce su propia energía. Con más de 180 megavatios de energía hidráulica, de carbón y de aceite, la compañía produce energía para todas sus operaciones, y vende la electricidad sobrante a los mercados locales y regionales, en lugares tan lejanos como Costa Rica. Además, Liztex utiliza y explora otras formas de energía, incluyendo energía térmica, solar, de carbón, y más recientemente, de combustibles de biomasa.
 

La empresa ha estado produciendo toallas acabadas desde 1980. En la actualidad, despacha aproximadamente 10.000 toallas al día, incluyendo versiones bordadas y estampadas a colores. Liztex es conocida en el mercado hotelero, y recientemente comenzó la producción de sábanas y fundas de almohada usando la última tecnología, incluyendo un sistema automatizado para la costura de fundas de almohada.

La compañía también produce grandes cantidades de tejidos teñidos y estampados, cada uno de los cuales es inspeccionado a mano antes de su preparación para el despacho. Dos cargas de tejidos colocadas en contenedores son despachadas a México cada semana a una fábrica que produce géneros para vendedores en Estados Unidos.

De hecho, los tejidos planos son la parte fuerte de la compañía, ya que muchos de sus clientes están en el mercado de los uniformes, pero muchos más clientes están buscando también adquirir prendas de moda. Liztex siempre se ha fundado a sí misma y siempre ha tomado cuidado primero del mercado local. Pero en la actualidad, la empresa está llamando la atención, no solo de las marcas basadas en Estados Unidos, sino también de los mercados sudamericanos, especialmente por el denim que produce la firma.

Para satisfacer la demanda por sus tejidos teñidos y estampados, Liztex realizó inversiones recientemente en nuevos equipos, incluyendo un tren de lavado Goller y un tren de “pad batch” en frío adquirido de la firma Fong’s Europe GmbH, basada en Alemania, así como también una rama tensora de A. Monforts Textilmaschinen GmbH & Co. KG, de Alemania. El tren de lavado reemplaza a dos máquinas más antiguas, y junto con el equipo “pad batch” en frío, añade más capacidad a la planta. La rama tensora, de más bajo costo y más eficiente, trabaja a una velocidad de 100 yardas por minuto, y reemplaza a tres máquinas más antiguas de la planta.
 



Liztex es una compañía integrada verticalmente, y que está comprometida a hacer inversiones en nuevos equipos para la manufactura de hilos, tejidos y toallas, usando la última tecnología.

Relaciones con empleados
Lo que hace distinguir a Liztex de otras firmas son sus empleados. Uno de ellos ha trabajado con la empresa desde 1961 — 54 años. En la actualidad, este empleado tiene 78 años y todavía trabaja para la firma. Otros empleados de esta empresa de propiedad familiar figuran entre los más de 2.200 que trabajan en tres turnos diarios todo el año.

Liztex construyó un gran complejo de viviendas de alojamiento cerca de la fábrica para su personal administrativo y les vendió estas propiedades a un precio justamente por encima del costo de construcción y bajo términos muy generosos. Dentro del complejo de viviendas viven unas 400 familias en casas construidas junta a las paredes del perímetro, con una renta de menos de un dólar al mes, incluyendo la electricidad.

Los programas sociales de la compañía se traducen en grandes dividendos para la empresa a través de menores costos de entrenamiento, un menor ausentismo, trabajadores más experimentados, ciclos de trabajo más rápido, una mayor flexibilidad y un visible “esprit de corp”. La limpieza de todo el complejo es algo obvio.

Liderazgo actual
En la actualidad, Daniel Habie, junto con su familia, representa la cuarta generación que administra la compañía. Habie espera seguir expandiendo la firma y mantener a la empresa bajo el camino del éxito durante muchas más generaciones. La escala de las instalaciones es algo enorme. Es asiática en  tamaño y norteamericana en estrategia.

Claramente, Liztex está fuera de lugar, pero en cada vuelta se puede ver nuevos sistemas que están siendo instalados para reemplazar a dos o tres modelos más viejos con una huella digital más pequeña, menores costos de energía, una mayor eficiencia, y moderna tecnología.

La estrategia de Daniel, al igual que las estrategias más grandes, es sencilla: “Liztex está enfocado en la producción de productos que la gente quiere. Los clientes pueden ver y palpar el valor que les estamos suministrando”. Liztex definitivamente agrega valor, pero si uno supiera lo que la compañía está pensando o haciendo, lo que está discutiendo y hacia dónde se está dirigiendo, uno quisiera tenerlos como socios inmediatamente.

Liztex es de Guatemala y es de las Américas, pero la historia de Liztex no es solo de geografía. Es acerca de la cadena de suministro, los procesos, los tejidos, y por sobre todo, el valor. La compañía lo hace todo y lo hace correctamente desde un principio; es una historia de una familia que ciertamente continuará desarrollándose a través de futuras generaciones. 
 


Mike Todaro es el director administrativo de la Red de Productores de Confecciones de las Américas (AAPN por sus siglas en inglés), basada en Atlanta. La AAPN es una red comercial, sin ánimo de lucro, abierta solamente para miembros del sector privado de la industria de la confección, y está compuesta por más de 600 propietarios de compañías y ejecutivos experimentados de 200 empresas a través de la cadena de suministro de la confección. Liztex es un miembro de AAPN y se beneficia de las prácticas de negocios y de las tecnologías de la industria a la que está expuesto a través de su membresía en la AAPN.



Julio-Agosto de 2015
SHARE