Textiles En Colombia: Aumentan Exportaciones A Europa


P
ara los sectores Textil-Confección de Colombia, 2010 fue un año en el cual se vieron
afectados por varios factores, incluyendo:
  • La situación política y económica con Venezuela, tradicionalmente el primer socio comercial de
    Colombia, que ocasionó una reducción drástica en las exportaciones de textiles y confecciones.
  • Los fenómenos climáticos que afectaron a Colombia, al igual que otras partes del mundo, lo cual
    produjo pérdidas en las siembras de rubros críticos para la manufactura y confección textil.
  • Los precios y disponibilidad de las materias primas a nivel internacional, particularmente el
    algodón.

Entre octubre de 2009 y 2010, hubo un descenso de 87% en textiles y 24 % en confecciones
exportadas a Venezuela, totalizando un decrecimiento global de 62% en textiles y confecciones a ese
país. A pesar de este desequilibrio en el comercio unilateral, se esperan mejoras, luego que los
presidentes Santos y Chávez se reunieron, en aras de que esta situación se supere, para beneficio
de ambas naciones.


Repunte en exportaciones


Durante este mismo período, pudo observarse un repunte significativo en las exportaciones a
otros sitios de la región y a Europa. Las exportaciones de confecciones incrementaron 1%, lo que
equivale a US$ 581.5 millones, lo que representa un crecimiento muy significativamente inferior al
registrado entre los dos años anteriores.

Las exportaciones de textiles pasaron de US$ 490 millones a US$ 252 millones en el mismo
período, como puede observarse también en la tabla anexa. Es importante notar el esfuerzo que
realizaron empresas colombianas para compensar parcialmente el déficit que les dejó la interrupción
de las relaciones comerciales con Venezuela, observándose que ahora, los Estados Unidos tienen
prácticamente la misma importancia comercial, al concretarse el 25% de importaciones colombianas en
2010.

Ecuador, Perú y Centroamérica también presentaron importantes aumentos en sus compras de
textiles y confecciones colombianas, con 15%, 5% y 6% de las exportaciones respectivamente. Similar
aumento porcentual del 5% se observó en las compras por parte de países de la Comunidad Europea.
Por último, Brasil y Chile, también incrementaron adquisiciones textiles de Colombia, aunque tan
sólo con un incremento del 2 %.

A pesar de que las exportaciones disminuyeron en el 2010, el consumo local continúa en
ascenso. Es importante hacer notar que los textiles y confecciones representan el 92% del valor
agregado de la cadena de valor, la cual contribuye en un 8% del valor agregado de la industria
colombiana, 20% del empleo y 5% de las exportaciones. El 15% de la producción colombiana de
textiles, así como el 57% de sus confecciones, son exportadas.

 
Colombiatable


Consumo de jeans


El producto que más ha estado aportando a las exportaciones de confecciones lo constituyen
los jeans (pantalones vaqueros), observándose una cifra de ventas superior a los 80 millones de
dólares para el 2010. En 2010, el consumo de vestuario estuvo cercano a los 10.000 millones de
dólares, con un incremento del 5.4% respecto al 2009. Se estima que para este año, el consumo suba
a los $10.15 mil millones, lo que significa un crecimiento de 3.2% frente al 2010. En 2010, cada
colombiano gastó $24.5 por cada $1.000 en vestuario con un consumo per cápita de $192.133, según
cifras de Inexmoda.

La capital colombiana, Bogotá, sigue siendo la de mayor porcentaje del consumo de vestuario,
con un 24.1%; seguida por Medellín, con el 15.6%; Cali con el 8.7% y Barranquilla con un 4.4%. Los
precios en vestuario han presentado crecimientos casi nulos en el último año, y se espera un
crecimiento de tan sólo 0.10%.

La mayor participación del consumo de vestuario la lleva el hombre con el 44%, seguido de la
mujer con 35%, niños y niñas con 12% y bebés con 9%. El mayor consumo de vestuario masculino radica
en un tiquete de compra superior del hombre en general en este rubro.

El incremento en las materias primas como el algodón, que ha subido más de un ciento por
ciento, hará más costosa la producción. De acuerdo con la ANDI, muchos confeccionistas se verán
obligados a subir sus precios entre 10 y 25%.

A todo esto se suma la situación de las siembras en Colombia, donde por ejemplo, en el
departamento de Córdoba, donde se registran alrededor de 22.454 hectáreas cultivadas, 6.500
hectáreas sucumbieron ante las lluvias e inundaciones.

El consumo anual de algodón en Colombia se estima en 100.000 toneladas métricas. De estas,
35.640 toneladas fueron de suministro local. El consorcio Conalgodón aspira a que se mantenga esta
cifra para el año 2011.

A pesar de algunas de las limitaciones que han frenado el desarrollo industrial, Colombia va
a continuar siendo una potencia textil en todo el ámbito suramericano, por su competitividad y alta
calidad de sus productos terminados.

Igualmente, con el liderazgo que mantiene, apoyado por eventos de carácter internacional,
como ColombiaTex y ColombiaModa, se esperan crecientes oportunidades de negocios que contribuyan a
una mayor fortaleza como productora textil nacional e internacional.

Mayo-Junio de 2011

SHARE