Actualidad y Tendencias del Abastecimiento Textil Global

FashionA
Vista de una operadora textil laborando en una moderna máquina de coser de alta velocidad, calidad y producción.

El aprovisionamiento textil y la velocidad son sinónimos  en la industria de la moda actual.

Gabriel Farías Iribarren

Las marcas de la moda reorganizan y mejoran su cadena de abastecimiento en forma continua; y no podría ser de otra manera.

El objetivo común que se viene observando desde hace varios años y que se ha intensificado a partir de la irrupción de la tecnología y el canal online a nivel comercial, es el de lograr ser lo más rápido posible en la concepción y en la producción de los modelos.

A partir de ello, las empresas han reorganizado estructuralmente su cadena de suministros; e inclusive, han buscado nuevos orígenes que les permitan lograr la agilidad y la versatilidad necesaria a la hora de aprovisionarse.

La velocidad pasó, de ser una tendencia, a una realidad diaria.

El modelo “moda rápida”

El exitoso modelo de “moda rápida” o “pronto moda”, creado y utilizado por las más importantes marcas globales, se transformó rápidamente en la tendencia que todos los demás actores del sector han querido implementar en sus organizaciones.

El objetivo de ser más rápidos se impuso estratégicamente al de obtener la mejor cotización. Podríamos decir que en esta contienda, la velocidad le viene ganando al tan usualmente controlado precio de compra.

Por supuesto, siempre dentro de unos límites preestablecidos se acepta un mayor costo por cada modelo con el objetivo de tenerlo antes en las tiendas y satisfacer el deseo del consumidor de manera inmediata.

Esta situación indica que, estratégicamente, se está privilegiando la velocidad de respuesta al mercado por sobre el margen de beneficio.

Análisis de datos, digitalización y logística

A través de la tecnología, la automatización de los procesos y del desarrollo en comunicación se ha agregado valor en la cadena de aprovisionamiento.

El análisis de datos de la información comercial, de cada una de las tiendas y del perfil del cliente, ha adquirido en nuestros días una importancia suprema. Este proceso de análisis de la información y su posterior entrega a las áreas de diseño y compras está cambiando la concepción y la creación de la moda.

Posteriormente a él, solo queda posicionar las órdenes de producción en el origen adecuado de acuerdo a los volúmenes y a la fecha de entrega prevista, acelerar los tiempos de elaboración, optimizar el transporte y la distribución del producto en cada una de las tiendas y en el canal online.

En resumen, ser ágiles y veloces acortando los procesos de cada área lo máximo posible, y a su vez ser más eficientes para que todo ello implique una reducción de costos llegando a los estándares de calidad establecidos.

Aunque cada una de las grandes cadenas de distribución o marcas globales reconocidas tengan un enfoque particular, algunas por importantes volúmenes en cada modelo, otras por modelos de Investigación y Desarrollo en sus materiales y tejidos, absolutamente todas han alterado los ciclos tradicionales de la moda con un abastecimiento globalizado, rápido y versátil.

Cadena digitalizada

Este es un desafío importante pero alcanzable con una cadena de abastecimiento digitalizada.

El objetivo que se tiene por delante es extremadamente fácil de visualizar y comprender. Se trata de satisfacer inmediatamente las necesidades del consumidor y para ello se necesita producir y distribuir lo más rápido posible.

Por supuesto, alcanzar esa meta significa tomar decisiones de creación y compra inminentes, con proveedores verticales, con un sistema logístico ultra eficiente y con la digitalización “obligatoria” de la cadena de aprovisionamiento.

Aprovisionamiento responsable y sustentable Si bien lo hasta aquí analizado es parte de la actualidad y la tendencia de una cadena de abastecimiento textil de hoy en día, no se puede dejar de mencionar que a las metas planteadas se debe llegar a través de una cadena de aprovisionamiento transparente, responsable y sustentable.

Es el único camino posible para crear valor en origen y en consecuencia en el producto y en la propia marca. Los valores de la marca, aquella causa por la que el consumidor la elige, son los valores que los responsables de sourcing y aprovisionamiento deben crear y fomentar en la cadena de suministro.

FashionB
Máquinas de gran ancho, como las que aparece en la foto, se usan en confecciones para enrollado de telas.

Moda responsable

La moda sostenible y responsable y su resultado final, un producto amigable con el medio ambiente y transparente desde sus origen, se han convertido en el valor central de las estrategias corporativas de las marcas textiles.

Los nuevos consumidores conscientes quieren un producto trazable, elaborado de manera responsable y la industria textil está generando esos procesos y creando esas circunstancias de manera substancial.

El crecimiento actual, el prestigio futuro y la ubicación en la mente del consumidor de una marca de moda están directamente relacionados — y lo estará cada vez más — con la capacidad que tenga la organización para responder a estas nuevas exigencias del consumidor consciente.

La RSC y la sustentabilidad son principios rectores que exigen acción y procesos concretos a través de los cuales una compañía toma decisiones estratégicas para abordar la situación y generar un producto responsable y sostenible. A través de éste estará fundamentando una gran parte de su éxito futuro.


Nota del Editor: Gabriel Farías Iribarren es un consultor argentino de fama internacional, que se especializa en nuevos desarrollos de textiles y de la moda.


Mayo-Junio de 2017

SHARE