La Respuesta de la Cadena de Abastecimiento Textil a la Calidad Total

QualityTexTech
Agilización de los sistemas.

En la búsqueda por una calidad completa, se están descubriendo nuevos caminos y procesos excitantes.

Gabriel Farías Iribarren, experto textil argentino

Los minoristas y marcas textiles están haciendo la transición a una cadena de suministros que respondan con eficiencia a la omnicanalidad (tener en cuenta todos los canales de suministro, algunas veces de una sola fuente). En el camino se están descubriendo nuevos y apasionantes retos.

La omnicanalidad es una palabra de reciente uso que significa una fuente importante de innovación en la cadena de aprovisionamiento textil, pero la implementación del modelo implica múltiples cambios que están obligando a las empresas textiles a repensar la forma de diseñar, construir, implementar y gestionar su proceso de abastecimiento, así como su relación con los proveedores claves.

Transición en camino

La transición está en camino y el objetivo de cada empresa es llegar a una conclusión exitosa. La estrategia ya ha dado lugar a una serie de enfoques innovadores que benefician a los resultados de las compañías. Estos incluyen dos áreas de cambio fundamental.

Una se refiere a las actividades o-peracionales, tales como la gestión de inventarios, y las transformaciones de logística que hacen a la empresa más flexible y ágil. La segunda área está relacionada con la redefinición de las relaciones con los clientes y su forma de comprar.

Abastecimiento textil

La red comercial actual puede ser dividida en un número de canales principales, tales como tiendas, franquicias, tiendas por departamentos, comercio electrónico, nuevos puntos de ventas, etc. A medida que cada canal de venta genera su propia logística y plantea nuevos desafíos, el cambio a la omnicanalidad afecta a otros procesos y gestiones del sistema de manera directa, incluso al origen del producto y sus ciclos de producción.

El cambio a un modelo omnicanal es un resultado directo de la estrategia de cada marca para ser una empresa centrada en el consumidor.

Pero hay que tener cuidado, porque esto puede ser una manera eficaz de que los procesos de raciona-lización puedan desviar la atención hacia otras áreas, como la comercialización y el servicio al cliente, sin ver que estos cambios tienen una trascendental relación en el trato con los proveedores y la planificación de las producciones. Las cambiantes demandas de los clientes redefinen las prácticas tradicionales de compra y cómo los clientes se relacionan con las marcas, sobre todo el resultado del crecimiento espectacular de la digitalización.

Los clientes esperan que el proceso de compra satisfaga sus necesidades de servicio, y sea más rápido debido al aumento de la dinámica de la vida actual; y muchos no pueden o no quieren esperar por la prenda o el accesorio deseado.

Cuando la variable de velocidad aparece relacionada con el producto, desde el aprovisionamiento se debe dar una respuesta adecuada.

Mejor imagen de marca

Es por ello que esta estrategia tiene éxito en la mejora de la imagen de la marca comercial. Actualmente, es normal que la mayoría de las marcas de moda actualicen sus productos con más frecuencia (hasta cuatro veces por temporada), con el fin de satisfacer la demanda de los consumidores.

La cadena de suministro en todos los canales de la compañía debe ser capaz de apoyar a los sistemas de reabastecimiento de inventario en las diferentes combinaciones de compras — en línea y fuera de línea — así como apoyar a lograr la satisfacción plena del cliente con el proceso de compra.

Conclusión

La omnicanal es una estrategia que normalmente se origina desde dentro de la organización, con el apoyo de la alta dirección. Con un equipo especializado en omnicanal, involucrado y comprometido con todos los departamentos, y con estrecha y directa relación con la oficina de sourcing-compra en origen.

Este enfoque de toda la organización es esencial para el desarrollo de una visión global de los diferentes mercados, y esto es un requisito clave para las marcas textiles internacionales que quieren mantener su relevancia, responder a los cambios en la demanda del consumidor, y obtener una respuesta eficiente de parte de la cadena de suministros.

Enero-Febrero de 2017

SHARE